AMOR: Una fuerza que derriba todos los prejuicios

Sentir orgullo por aquello que nos vuelve únicos y diversos, es un acto de valentía frente a los estigmas de la sociedad. El levantarse de las heridas y los prejuicios y poder ser quien realmente eres, encontrarte, amarte y abrazar tus diferencias en un acto de amor profundo hacia la vida y la libertad .
Cientos y miles de historias que aún no han sido contadas y que demuestran que el amor viene en todos los colores y que es capaz de derribar todos los estigmas, por esto queremos que, mediante las historias de Alma, Julián , María Clara y Angélica , conozcas de cerca la pureza de aquellos sentimientos inesperados que nos cambian la vida y nos dan fuerzas para ser nosotros mismos.
Siempre es difícil encontrarnos, pero lo es aún más aceptarnos y que otros también lo hagan, pues el "Closet" es el refugio más seguro ante el rechazo, no sólo de la sociedad, sino de aquellos a los que amamos. Sin embargo, el amor superó cualquier estigma, y ​​como nos cuenta Alma, artista integral y terapista holístico, el amor de su familia , quienes, a pesar de tener creencias religiosas conservadoras, sobrepasó esos estigmas, siendo tan grande como el que su religión profesa, pues el amor de Dios, como el mismo lo dice, es universal. Para Alma y su pareja Julián, quien actualmente se desempeña como diseñador gráfico, el orgullo es precisamente la valentía de amarse a sí mismosy tener la valentía de enfrentarse al mundo defendiendo la diversidad en sus corazones, mencionando que es mucho más fácil cuando tu familia te apoya incondicionalmente, como pasó en ambos casos.
Alma y Julián son ejemplos de amor incondicional , ambos dedicados al arte en sus diferentes carreras y proyectos de vida, pero con un alma creativa que plasma emociones en cada proyecto y en cada capítulo de sus vidas.
Por otro lado, María Clara y Angélica, una pareja que lleva poco más de un año y medio, y que tuvo una historia diferente, pues primero Angélica tuvo que enfrentarse a un proceso de aceptación lento por parte de su madre, la cual terminó por aceptar sus diferencias y poner por encima la felicidad de su hija, que a fin de cuentas es lo más importante. Ambas se conocieron y se hicieron muy buenas amigas, sin llegar a imaginar que el amor poco a poco se gestaba en sus corazones, y que esos lazos de confianza que estaban construyendo hoy serían la base para una relación llena de confianza y felicidad.
Angélica y María Clara se sienten orgullosas de su amor, el cual nació de una bella amistad, aunque mencionan en ocasiones sentir inseguridad, al expresar sus sentimientos en público y ser juzgadas, esto a pesar de ser apoyadas por familiares y cercanos, lo cual nos demuestra que el estigma vive en nuestra sociedad de forma silenciosa y que el dolor ocasionado por los prejuicios de la sociedad es latente.
Amarnos a nosotros mismos y abrazar nuestras diferencias, nos hace libres, y si bien, estaremos expuestos a un mundo lleno de prejuicios, recordemos que el amor siempre romperá cualquier barrera y terminará imponiéndose, demostrando que la esencia nos une aún cuando haya diferencias que intenten separarnos.
Alma y Julián, Angélica y María Clara  son ejemplos perfectos de como el arte es la materialización del corazón y de los sentimientos, de como una amistad y sentimientos cálidos pueden llegar a convertirse en historias de amor, y más que nada, son el símbolo de la valentía y el orgullo , orgullo en la diversidad, en lo que nos hace únicos.
Pero, ¿y cómo definen el amor estas hermosas parejas?
El amor es confianza, respeto y lealtad , y es que precisamente ambas parejas coinciden en que el amor no tiene barreras , pero si necesita de estos pilares, esto nos demuestra que el amor es diverso, y que lo realmente primordial para que exista y crezca , nace del corazón y de aquellos valores que con esfuerzo y amor dejemos plantados en nuestras vidas.
Has ingresado tu email con éxito
This email has been registered